Correteando a la nieta

Estándar

Desde que llegué a esta ciudad, cerca de mis hijos y nieta, tengo la impresión de que alguien en el cielo nos trajo y nos colocó en un cargo que de no haber venido nunca no hubiese sabido como era ser abuelos.

El perfil del cargo tiene que ver con atender a una niña especial, vivaz, cariñosa, creativa, inteligente, sensitiva, considerada y responsable que es mi nieta. Es delgada como era mi hijo, le gusta montarse en todas partes y descubrir parajes y le gusta construir cosas con todos los materiales posibles.

A veces la llevamos al colegio cuando tiene clases extra curriculares y nos lleva por escaleras empinadas que hay por todas partes en Wellington. No importa la lluvia, no importa el viento, a veces frío, porque lo más hermoso es compartir con ella su vida que de no haber venido aquí, jamás la hubiese conocido como la conozco ahora.

El cabello de mi nieta es como era el cabello de mi hija, es dorado y brilla como el oro bajo el sol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s